28-1-11

28-1-11

Fraudes en los dineros del sida

 

El Fondo Mundial contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria confirmó hoy que hubo fraudes por valor de 34 millones de dólares en cuatro países africanos

 

ABC.es

 

Ginebra, 24 ene (EFE).- El Fondo Mundial contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria confirmó hoy que hubo fraudes por valor de 34 millones de dólares en cuatro países africanos, y que se han adoptado sanciones contra los responsables locales.

 

"El Fondo Mundial practica una política de tolerancia cero frente a la corrupción", aseguró, en conferencia de prensa, el director ejecutivo del organismo, Michel Kazatchkin, tras confirmar los casos de fraudes registrados en Yibuti, Mali, Mauritania y Zambia.

 

El responsable del Fondo reaccionaba así a las informaciones difundidas en la prensa durante el fin de semana, y confirmaba que se habían dado "casos graves de malversación de fondos".

 

"La transparencia es el principio que guía el trabajo del Fondo Global", señaló Kazatchkin.

Dijo que la cantidad afectada, de 34 millones de dólares, es marginal frente a los 13.000 millones totales asignados a 140 países.

Kazatchkin dijo que el organismo ha obtenido hasta ahora la restitución de 19 millones del dinero desviado, y que en los cuatro países, los culpables de los fraudes son responsables gubernamentales, o de las agencias contra el Sida locales.

 

John Parsons, inspector general del Fondo, señaló que se han instalado medidas de control suplementarias en los cuatro países afectados.

Esos controles también se aplican en Costa de Marfil y Papúa Nueva Guinea.

El Fondo Mundial contra el Sida, la Malaria y la Tuberculosis fue creado en 2002, y desde entonces ha aprobado la financiación de programas en 150 países por un total de 21.700 millones de dólares, hasta 2013.

Con ello se han podido salvar 6,5 millones de vidas al ofrecer tratamientos contra el Sida a tres millones de enfermos, además de distribuir 160 millones de mosquiteras contra la malaria y proporcionar tratamiento a 7,7 millones de enfermos de tuberculosis.

 

EFE