Negligencias médicas

Negligencias médicas

 

En los primeros años de la difusión del sida, los años 80, se producían muchos contagios debido a la utilización en transfusiones de sangre, de bolsas infectadas. Una parte de estos contagios fueron inculpables, pero otros, cuando ya se disponía de los medios necesarios para analizar la bondad de una sangre, fueron imprudencias culpables por las que se pagaron millonarias indemnizaciones.

 

Según datos de la OMS, en Junio del 2006, 56 países no controlan el sida, la hepatitis y la sífilis en todas las donaciones de sangre. Son casi la mitad de los países del mundo. Entre los 124 países que facilitan sus datos sobre donaciones de sangre a la OMS, 56 no realizan test de VIH, hepatitis B y C y sífilis de forma sistemática. Las razones son la escasez de pruebas, la falta de infraestructuras o la ausencia de personal capacitado para realización.

Sin embargo, señalaba la OMS, se está luchando para enderezar estos datos. Por ejemplo China, y ante los casos habidos a centenares en su país, de contagio VIH por compra y venta de sangre, las autoridades aseguran que todas las donaciones de sangre realizadas en 2005 han sido testadas para las cuatro patologías, VIH, hepatitis B y C y sífilis. El gigante asiático ha pasado de un 22% de donaciones gratuitas en 1998 a un 94,5% en 2005. Su progreso se debe a la reducción del comercio de sangre.

La OMS señalaba que de los 124 países que suministran datos a la organización, un 45% mostraron un incremento en sus donaciones gratuitas, mientras que el resto o bien se mantienen en las mismas dimensiones o experimentaron un descenso en el número de donantes gratuitos.

 

Otros casos, como los que se citarán a continuación, han producido también una amplia difusión de la enfermedad.

Destacaron en la Comunidad internacional, los datos de infecciones de VIH que se producían en Rumanía, pues se veían afectados muchos niños. Se comprobó que debido a la utilización de la misma aguja para distintos pacientes en orfanatos, los contagios entre niños fueron de escándalo.

 

 

 

En Wenlou, en la provincia china de Henan, mas de 500 de sus 800 habitantes, están infectados por el virus del sida. Están muriendo a razón de 40 personas al año. Hasta la primera mitad de los años noventa, los habitantes de Wenlou vendieron su sangre a las autoridades sanitarias locales, a 4 euros el medio litro. Al parecer, no se limpiaban bien las agujas. La venta de sangre era muy común en esa provincia hasta 1996. Sólo en la provincia de Henan había hasta esa fecha 287 estaciones de compra de sangre oficiales, y muchas otras ilegales. Las estimaciones sobre el número de personas que pueden haberse contagiado de sida en la provincia por culpa de esto, varían, pues unos hablan de cientos de miles, y otros de un millón.

 

 

En otros continentes, por ejemplo en Africa, donde se pensaba que todo era transmisión sexual, se descubre con el tiempo otra realidad. Un equipo de científicos ha descubierto que sólo el 30% de los casos de SIDA en África anteriores a 1988, fueron contagiados por vía sexual. Según publicó el Times de Londres el 20 de febrero del 2003, más de la mitad de los casos de Sida en África en este periodo inicial fueron causados por agujas sin esterilizar. Hasta ahora se decía que alrededor del 90% de los casos fueron por transmisión sexual. El equipo investigador dirigido por David Gisselquist, un antropólogo de Pennsylvania, y consultor privado, y el Dr. John Potterat, especialista en enfermedades infecciosas de Colorado, publicó sus hallazgos en tres artículos separados del International Journal of STD and AIDS.

Entre los puntos puestos de relieve por el equipo estaba el hecho de que la extensión del VIH no seguía el mismo patrón que las enfermedades de transmisión sexual. Por ejemplo, en Zimbabwe en los años 90, las infecciones aumentaron un 12% al año mientras que las enfermedades de transmisión sexual bajaron en un 25%. También observaron que la extensión del VIH había sido demasiado rápida para haber sido causada por vía sexual. Para explicar la velocidad, debería haber sido tan fácil contagiarse con el VIH a través del sexo como lo es a través de transfusiones de sangre contaminada. Pero, de hecho, es mucho peor. Asimismo, las enfermedades transmitidas por vía sexual son normalmente más comunes entre la gente pobre y no educada, con todo, el VIH en África está relacionado con la vida urbana, una buena educación y mayores ingresos